Datos duros para visibilizar la violencia en contra de la mujer

Es importante abordar la seguridad de las mujeres desde una visión integral, asumir que existen secuelas graves de la violencia cotidiana.

Minerva Vargas Coronado

Analista de Información del CIC

En el Centro de Integración Ciudadana (CIC) estamos comprometidos con erradicar la violencia en contra de la mujer. Para emprender acciones, es necesario visibilizar la problemática, tarea que resulta compleja ante la ausencia de estadísticas oficiales desagregadas por sexo, además de la falta de estudios sobre violencia familiar y la poca información que existe sobre la prevalencia de delitos sexuales que afectan principalmente a las mujeres.

Es importante abordar la seguridad de las mujeres desde una visión integral, asumir que existen secuelas graves de la violencia cotidiana, violencia que afecta de manera importarte su forma de vida, actividades y proyectos ya que por temor muchas abandonan su trabajo, se recluyen en sus casas, no participan en cultura, en política, en organizaciones sociales y reducen sus oportunidades educativas.

Numeralia

De acuerdo a cifras del Secretariado Ejecutivo de Seguridad Pública en México, durante el periodo de enero–octubre 2020 se denunciaron en total un millón 532 mil 606 delitos. Estadísticamente el delito de violencia familiar corresponde al 12.03 por ciento de la incidencia delictiva total con 184 mil 462 denuncias interpuestas.

La cantidad de denuncias que en promedio se interponen al día en el país por el delito de violencia familiar es de 614. Se registraron 3 mil 335 denuncias por el delito de violencia de género en todas sus modalidades distintas a la violencia familiar, y el 3 por ciento del total de la incidencia delictiva en México son delitos contra la libertad y la seguridad sexual en este rubro se contabilizan 10 mil 389 denuncias por violación.

En promedio en los últimos diez meses se han denunciado 34.6 violaciones diarias en el país. Sin embargo, frente a estos datos estadísticos no podemos dejar señalar que la mayoría de los casos de violencia familiar, violencia de género y delitos sexuales, como la violación, no se denuncian ni se investigan.

El contar con estas estadísticas permite un acercamiento mínimo a los casos reales y cotidianos, que, si bien no desagregan el sexo, una alta proporción de víctimas son mujeres.

Como sociedad debemos reconocer que la violencia contra las mujeres en nuestro país es plural, multicausal y debe entenderse como una relación social, en la que múltiples factores participan y, por lo tanto, son múltiples los factores de riesgo que existen, el no comprender sus consecuencias sociales nos deja muy lejos de poder adquirir un verdadero Estado de seguridad estrechamente ligado a vivir con tranquilidad, el poder estar sin miedo en nuestras casas, lugares de trabajo, escuelas, vías y espacios públicos.

Es por eso por lo que la tendencia a ver estas violencias como faltas individuales y no como construcciones sociales sobre las cuales los gobiernos y los ciudadanos tenemos responsabilidad, debilita la posibilidad de confrontar los problemas y buscar soluciones colectivas, ‘invisibilizando’ violencias que están instaladas en las estructuras de nuestra sociedad.

Deja un comentario