La participación ciudadana del futuro que necesitamos en el presente

Ejercer el derecho al voto es solo el extremo inicial del hilo; la participación ciudadana es amplía e incluye acciones de nuestro día a día. 

César Garza

Director de Vinculación del CIC Nuevo León

Los ciudadanos estamos en constante relación con distintas acciones de participación ciudadana y con distintos canales mediante los cuales podemos realizar este ejercicio, pero ¿será que realmente identificamos esto?

Entremos en materia. Primero resolvamos qué es la participación ciudadana y para esto tomaré una definición, que, en lo personal es la más acertada y que fue publicada en el sitio oficial del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de Chile: 

“La participación ciudadana consiste en el involucramiento activo de los ciudadanos y las ciudadanas en los procesos de toma de decisiones públicas que tienen repercusión en sus vidas…” 

¿Qué tal? ¿Ya identificaste el sin número de acciones de participación ciudadana en las que estás involucrado? Por darte un ejemplo, en el que seguramente si eres mayor de 21 años ya realizaste una de las acciones más importantes y es la de votar en una elección popular para la selección de cargos públicos.  Tristemente no todos ejercen el voto, por ejemplo en las elecciones de 2018 se registró abstencionismo del 47 por ciento de acuerdo a datos del Instituto Nacional Electoral INE, pero esa es harina de otro costal ya que hoy quiero platicar contigo concentrándonos en los tipos de participación ciudadana.

Más allá del voto

La participación ciudadana del futuro va más allá del voto para elegir a los representantes de gobierno, o sumarse en la organización del día de votaciones como observador o funcionario de casilla, o incluso de ejercer el derecho a postularse a un cargo público de elección popular. Se trata de la participación ciudadana de calle para tener un mejor parque público, calles iluminadas, mejores vialidades, mejores servicios públicos, en pocas palabras ciudades y comunidades sostenibles: inclusivas, seguras, resilientes y sostenibles. Estoy seguro de que tú y yo lo queremos así. 

¿La participación ciudadana del futuro es lejana? ¿México está lejos de llegar a esa meta? Siendo fríos, a bote pronto y sin considerar las estadísticas la respuesta podría ser que sí, que es lejana, y al cuestionarnos el por qué podríamos responder que existen un sin fin de mitos y pretextos de los cuáles es probable que te sientas identificado o que identifiques a alguien muy cercano a tí, por ejemplo: “Para qué lo reporto si no me van a hacer caso”, “A mi no me afecta”,  “Que lo reporte alguien más”, “Yo ni vivo ahÍ” o “No sé a dónde o a quién reportarlo”.

Y entonces preferimos acostumbrarnos a que no se resuelva,  a vivir a oscuras en nuestra calle, esquivar baches todas las mañanas cuando nos dirigimos a nuestro trabajo o a dejar de asistir a nuestra plaza pública por que se encuentra en pésimas condiciones; ¡ah!, pero no me hagas caso, porque de seguro todo es producto de mi imaginación.. ¿o no?

Otros escenarios

Y entonces preferimos acostumbrarnos a que no se resuelva,  a vivir a oscuras en nuestra calle, esquivar baches todas las mañanas cuando nos dirigimos a nuestro trabajo o a dejar de asistir a nuestra plaza pública por que se encuentra en pésimas condiciones; ¡ah!, pero no me hagas caso, porque de seguro todo es producto de mi imaginación.. ¿o no? e

Esto es solo el principio, analicemos otros escenarios,  y apara ellos es necesario cuestionarse, ¿es la participación ciudadana lo relacionado a ejercer el voto y a la participación de calle? De hecho la participación ciudadana es más amplia, por ejemplo, cuando te reúnes con tus vecinos, y no me refiero a convivencia social, sino a generar comunidad para apoyarse, informarse, resolver conflictos y protegerse entre sí, eso también es participación ciudadana y es de hecho la mejor forma de participación ciudadana; apúntate un check y te felicito si participas en la junta de vecinos de tu comunidad. 

Tomando el concepto anterior de involucrarnos en los problemas de nuestra comunidad, otra forma de participación ciudadana es la empatía por nuestros semejantes, sobre todo por quienes se encuentran en una situación que los vulnera y atente contra su integridad física, moral o económica. Te planteo la siguiente situación tomando en cuenta que nos encontramos en una de crisis sanitaria por la pandemia del tan temido covid-19, situación que a todos nos ha afectado de una diferente formas, a algunos más que a otros. Por ejemplo, a los adultos mayores, quienes son considerados población vulnerable y por estadística la población con mayor porcentaje de mortalidad, no deberían de salir de casa por ningún motivo, pero sabemos que muchos de ellos no cuentan con los medios para quedarse por que necesitan trabajar, salir a comprar insumos o pagar recibos.

Ahora bien te pregunto: ¿Conoces alguien en esta situación dentro o fuera de tu comunidad? Con muy pequeñas acciones que hasta podemos incluirlas dentro de nuestras actividades diarias, como ayudarles a comprar el mandado ya sea que vayas de manera física y más fácil si lo incluyes en tu pedido en línea o aplicación de preferencia que utilizas para tus compras, esta participación ciudadana es la participación con nuestra comunidad más pura y desinteresada que necesitamos entre nosotros, esa es la participación ciudadana del futuro que necesitamos en el presente. 

Retomando el título del artículo y también mencionado al final del párrafo anterior, te invito a reflexionar sobre lo comentado, reflexiona con la siguiente pregunta ¿Cuál y cómo es la comunidad que deseas tener?, lo que te puedo asegurar y te lo firmo, esa comunidad que deseas, no se puede generar sin tu participación.

Si te llama la atención esto que hemos platicado y decides ya no permitir la apatía, hacer a un lado los pretextos y dejar de normalizar las situaciones que no deseas para tu comunidad entonces nos podemos plantear una nueva pregunta ¿Cómo inicio? Te cuento, es sencillo: en el Centro de Integración Ciudadana CIC por sus siglas, te brindamos una herramientas accesibles y sencillas para participar, la participación ciudadana desde el voto, pasando por la participación ciudadana de calle, la participación ciudadana comunitaria hasta la participación ciudadana de la empatía para ayudar a nuestros semejantes. Hagamos presente ese futuro tan anhelado. 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario