Entre paralelos y meridianos

El día que bajamos la guardia

Ximena Aguirre

Por Ximena Aguirre

Maestra en Innovación y Especialista en Sostenibilidad

Durante siglos, la condición de existencia de los pobres era que no terminaban de saber cómo vivían los ricos, como lo explicó Jim Yong Kim, Presidente del Grupo Banco Mundial, hace un par de años.

Ahora es lo contrario, de bote pronto el Modus vivendi es más palpable que el COVID para muchos o pocos, la ficción de la igualdad de oportunidades: que cualquiera puede conseguirlo, que todos podemos vivir días de cuento, se alía con la mayor ficción para darnos unos días de irrealidad casi perfecta, de placer, de emociones, que la vida real no suele proveernos, el encierro que muchos han llevado estoicamente se entremezcla con el escepticismo de millones, por lo que en cada estado hemos visto con infinita pena los desafortunados esfuerzos de las autoridades para prolongar el encierro y mantener la civilidad, poniendo en evidencia la tremenda desigualdad en la que vivimos.

Vemos en todos los noticiarios, grandes masas que se mueven diariamente en busca de sustento y sin protección, donde los desafortunados recortes de horario en el trasporte público han llevado a que miles de personas estén aglomeradas en la fase más crítica de esta pandemia, los compadecemos, nos identificamos con su necesidad y aun así no terminamos por saber que detrás de eso está una ficción más grande, la ficción de la cercanía.

 

Nos vemos cerca y sabemos cada paso que damos es registrado, almacenado y cuantificado, llevándonos por los agiles y flexibles pasos de una estadística que transforma cada uno de nuestros días de cuento en una realidad palpable para ser convertida en la estadística perfecta para una toma de decisiones inteligente y con ello llevar a la Zona Metropolitana de Monterrey, junto con la Ciudad de México, Guadalajara, Hermosillo y Querétaro, como las cinco ciudades mexicanas que serán beneficiadas por el programa Ciudades del Futuro del Fondo de Prosperidad, cuyo propósito es desarrollar e impulsar soluciones de movilidad urbana sustentable para crear ciudades más resilientes, inclusivas y seguras.

Una Ciudad del Futuro, es la ficción perfecta en la realidad perfecta, donde las apuestas  giran por un desarrollo urbano basado en la sostenibilidad; que es capaz de responder de manera eficaz  a las necesidades de instituciones, empresas y ciudadanos en lo económico, operativo, social y ambiental.

Para ello, usan sensores y tecnología en general para recoger gran cantidad y profundidad de datos; los cuales analizan para extraer conocimiento que permita optimizar los servicios ofrecidos a los ciudadanos  y resolver problemas como por decir alguno los recortes de horarios en una pandemia.

Visibilizar nuestras cinco ciudades  a través del, Internet de las cosas y, por supuesto,  el uso de datos abiertos, a través de tecnologías como Big Data, machine learning y de extracción, transformación, normalización y procesamiento de datos, nos permite crear esta ficción de cercanía para sacar partido a toda esta información: detectar problemas, extraer patrones, analizar comportamientos y vivir de cerca el futuro.

 

Lamentablemente muestras ficciones y nuestras realidades se entremezclan y nos muestran que el mayor reto es contra el escepticismo y la desesperanza razones por las que ante el mundo, en México se bajó la guardia y se volteo a ver los rostros de los vendedores ambulantes, los mercados informales y al entretenimiento popular que lleva décadas reinando en las calles y hoy son la masa que continúan dictando el futuro de nuestra ciudades.

© 2011-2020 | Cuando nos unimos, todos somos parte de la solución

Calzada del Valle #400, col. Del Valle, San Pedro Garza García, Nuevo León, México. C.P. 66220. Moll del Valle, local 2. | 81837800 | contacto@cic.mx