Re-Calibrando el Modelo

Tercera entrega del Modelo Predictivo del Covid-19 en México.

coronavirus
Eduardo Garza Cavazos

Eduardo Garza

DIRECTOR GENERAL CIC

Seguimos trabajando en la calibración del modelo. Los datos oficiales denotan un ritmo de crecimiento menor al esperado por el modelo. Una posible razón es la estrategia restrictiva de pruebas del Gobierno Federal la cual se basa en aplicar pruebas solamente en aquellos casos cuyos síntomas claramente lo requiera.

México cuenta con 18,034 pruebas aplicadas al 5 de abril con una tasa de mortalidad del 4.4% (1) mientras la tasa de mortalidad estimada por la Organización Mundial de la Salud ronda entre un 2% y 3.4%. (2) La alta tasa de mortalidad con la que cuenta el país puede ser a consecuencia de un sub-registro de los casos reales. Cabe aclarar que desde nuestra perspectiva esto es derivado de un tema estratégico y no trata sobre una conspiración para ocultar datos.

El apostarle a una política restrictiva de pruebas no es necesariamente una mala estrategia, sino es un enfoque diferente al de otros países tales como Estados Unidos el cual cuenta con una tasa de mortalidad del 2.85%. Limitar las pruebas tiene el objetivo de enfocar el tiempo de profesionales de la salud y los recursos hospitalarios solo para aquellos que realmente lo necesiten. No obstante, acciones tales como el contar con tan solo 32 laboratorios avalados por el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE) para realizar las pruebas pertinentes en todo el país (3) y el rechazo por parte de la Secretaria de Salud para el uso de pruebas rápidas (4) han reducido la credibilidad de las cifras oficiales. Cabe recalcar que el rechazo del uso de pruebas rápidas es congruente con la estrategia inicial, ya que tales pruebas arrojan un alto porcentaje de falsos negativos (4) que puedan producir mayor psicosis entre la población y estresar de manera anticipada e innecesaria el sistema de salud. Sin embargo, esta estrategia carece de poderse anticipar debidamente a casos en los cuales las personas cuentan con síntomas menores y los cuales pueden convertirse en futuros transmisores propagando a mayor medida la enfermedad. Por esta razón el quedarse en casa se vuelve cada vez más importante.

Independientemente de si la estrategia del gobierno es o no la adecuada, lo anterior es también relevante para nuestras proyecciones basadas en los datos reportados por el gobierno. Esto se deba a varias razones. Primero, los tiempos estimados para los resultados son de 24 horas (5) a lo que hay que agregar los tiempos de consolidación de datos y la hora de corte diariamente. Segundo, el número limitado de laboratorios que aplican la prueba puede crear cuellos de botella representado un altibajo en el número de casos sospechosos que a su vez se traduce en un rezago de 1 a 2 días de casos confirmados. Es por esto por lo que vemos cambios de Ro para casos confirmados en las últimas dos semanas oscilando entre 0.70 a 1.84 haciendo muy complicando tener proyecciones asertivas diariamente. Tercero, en cualquier momento el gobierno puede optar por holgar la política restrictiva de pruebas, especialmente si el contagio comunitario se vuelve evidente, condición esperada en la fase 3. El gobierno espera entrar a una fase 3 en un lapso de 2 a 3 semanas. (6) Estaremos semanalmente calibrando el modelo para estar adelantados a tal situación. Inclusive el estimado Alto (Ver Tabla 1) asimila el comportamiento esperado de darse el inicio de la fase 3 dentro de este par de semanas. (Ver Gráfica 1)

Tabla 01
Gráfico 01

El COVID-19 es como el Caballo de Troya

Un modelo predictivo de casos confirmados en México.

Calibrando el Modelo Predictivo

Con datos de casos confirmados y sospechosos hasta el 30 de marzo.

COVID-19 en México

Mapa interactivo con el número actualizado de casos de coronavirus por Estado,

VER MAPA

lbcr

Deja un comentario